16 Abril 2020

Debido al brote pandémico del virus que ha impregnado el planeta, el mundo de pronto, ha tenido que atrincherarse en sus hogares para tratar de cortar las cadenas de transmisión. Esto ha modificado radicalmente la forma de colaborar y relacionarnos que teníamos hasta el momento. Muchas empresas han tenido que reinventarse e instaurar formas alternativas para seguir realizando sus actividades cotidianas. Ante esta situación tan novedosa, que a sorprendido a todos, además de los esfuerzos ímprobos del personal sanitario, científicos y los diferentes colectivos, la tecnología se ha convertido en el gran aliado para combatir el Covid-19. El sector IT se ha volcado, un gran número de empresas  ayudan a garantizar la conectividad necesaria para que los engranajes sigan funcionando, ofreciendo todo su conocimiento analítico para conocer la evolución el virus y realizar predicciones sobre la actuación y efecto del mismo.

Toda la industria cierra filas para combatir el virus, cada cual aporta su grano de arena en función de sus posibilidades. Estos impulsos para superar la situación pasan por actos como poner al servicio de la investigación superordenadores que ofrecen una cantidad de potencia de computación sin precedentes, el aseguramiento de las infraestructuras y de las comunicaciones para que no fallen ahora que más las necesitamos, dando soluciones a todas aquellas empresas que no pueden seguir con su actividad comercial habitual.

Por nuestra parte, las consultoras y empresas de transformación digital, seguimos ayudando a nuestros clientes con planes de contingencia, que permiten a nuestros empleados seguir trabajando desde sus casas, para poder garantizar un servicio de calidad a todos esos sectores que nos necesitan, sanidad, sector bancario, energéticas y un largo etc. Utilizando todos nuestros recursos para mantener las comunicaciones críticas que ayudan a sostener la actividad económica, y asegurar  que se sigan prestando servicios fundamentales para la sociedad y los que más nos necesitan.